sta Hermandad de la Resurrección de Granada fue fundada por un grupo de amigos cofrades, encabezados por D. Fenando Olmos y D. Antonio Cappa, que se reunían en calle Navas mentidero de la Semana Santa y punto de reunión de cofrades, en el segundo semestre del año 1985, después de madurar una idea que había surgido en la Semana Santa de ese mismo año, cuando presenciaban, un Jueves Santo las salidas penitenciales de las Cofradías del día. Desde un principio pensaron que la proclamación de la Pasión y Muerte de Cristo no podía terminar en el silencio del Sepulcro del Señor y que la ciudad estaba a falta de una Cofradía que celebrara la Resurrección de Cristo y en la que nuestra Madre le acompañara bajo Palio. Siendo Granada la primera ciudad andaluza en erigir un monumento en honor de la Inmaculada Concepción (actualmente en los Jardines del Triunfo, junto a la Iglesia de la Divina Pastora de la Comunidad Capuchina donde está el sepulcro de Fray Leopoldo de Alpandeire) auspiciado por la Orden Mercedaria, un grupo de seglares crearon una Cofradía inmaculista; es pues, el nombre de nuestra Madre, Santa María del Triunfo, un resurgir de una historia de amor entre Granada y la Virgen Inmaculada que ha llegado a nuestros días; advocación granadinísima, propuesta por D. Cecilio Cabello para una Titular cuya advocación, por el Primer Titular, debía ser letífica.

            El primer paso a dar era encontrar una iglesia que acogiera como sede canónica a la Cofradía; tras varios intentos fallidos, entre ellos la Iglesia del Santo Ángel Custodio, visitaron la Iglesia Parroquial de San Miguel Arcángel, lugar en el que fueron acogidos con verdadero cariño por el Párroco don José Antonio Ortega y el Coadjutor don José López López.

            Una vez resuelto el problema de la sede, los cofrades fundadores se pusieron en contacto con el escultor granadino Zúñiga Navarro y, luego de examinar varias tallas del artesano, se dió con la que hoy día es la de Nuestro Señor de la Resurrección.

            En paralelo se había estado trabajando en la confección de los Estatutos por los que se iba a regir la Hermandad, Estatutos que prontamente serían presentados a la Autoridad Eclesiástica y que el día 10 de febrero de 1986 quedarían refrendados definitivamente por el Arzobispo don José Méndez Asensio (q.e.p.d.), en la misma fecha en la que la imagen de Cristo era bendecida por el párroco de la Iglesia de San Miguel Arcángel. 

            Después de recaudar fondos, para lo cual se hicieron numerosas actividades (teatros, conciertos, rifas, capeas, fiestas...), fue posible ver hecho realidad el sueño de todos los hermanos, efectuando su primera salida procesional en la Semana Santa de 1986, aunque en esta ocasión únicamente se procesionó por las calles del Barrio del Zaidín y con un solo "paso", el de Nuestro Señor de la Resurrección donde la sevillana Banda de la Cruz Roja de Sevilla puso sus sones al andar del paso.


            Posteriormente encargaron los hermanos al mismo imaginero la imagen de Santa María del Triunfo, talla que fue bendecida el domingo 6 de marzo de 1988 por el coadjutor de la Parroquia sede de la Hermandad, don José López López, con el ajuar completo de María Santísima de la Aurora del Albayzín y participando los grupos parroquiales de Cáritas y la Adoración Nocturna Española (Turno “El Buen Pastor”) junto a las Hermandades que amadrinaron la bendición. Ese mismo año de 1988, ante la posibilidad de que el día 8 de diciembre dejara de ser festivo a efectos civiles, Santa María del Triunfo salió por las calles del barrio, visitando a todas las Hermandades (Escolapios, Lanzada, Redención y Luz) y siendo portada, sucesivamente, por las distintas cuadrillas de costaleros del Barrio. Emotivo lazo de unión de los cofrades de un joven Barrio, el Zaidín, que apenas llevaba cuatro años con corporaciones nazarenas en distintas Parroquias.

            El 26 de marzo de 1989, Domingo de Resurrección, tras haber sido integrada finalmente en la Real Federación de Hermandades y Cofradías de Semana Santa, la Hermandad realizó su primera salida penitencial pasando por la Tribuna Oficial, introduciendo la Cruz de Guía en la Carrera Oficial las Hermandades de la Redención (Salesianos), Aurora del Albayzín (que pronto será coronada canónicamente) y Expiración (Escolapios). El año anterior ya había procesionado la Hermandad por las calles del centro, pero desgraciadamente la lluvia impidió que se completara el recorrido, precisamente el año en que la Virgen del Triunfo efectuaba su primera salida bajo palio. La Banda de Música de la Cruz Roja (Sevilla) y la Agrupación Musical Jesús Despojado (actualmente Virgen de los Reyes, Sevilla) pusieron sus notas al discurrir de los pasos.
         

           Posteriormente, y dirigida por D. José María Ripoll, la Hermandad contó con Banda propia, primero como Agrupación Musical y, tras el Hermanamiento con la Banda de CC. y TT. Ntra. Sra. de la Victoria (“Cigarreras”, Sevilla) cambió el estilo por el de cornetas y tambores. Por diversas circunstancias, esta banda –heredera de la Banda de la O.J.E. y posterior A.M. Ciudad de Granada - desapareció en el año 2002, dejando alto el listón de la música procesional granadina, no sólo en la capital.  

    A partir de ahí y en los siguientes años todo ha sido ir creciendo en lo material (pasos, enseres) y en lo espiritual, incrementando la vida en Hermandad. En el año 2000 la Hermandad estrena el nuevo paso de Cristo y aumenta el misterio con las figuras de varios romanos; pero fatídicamente en junio de ese año la Hermandad sufre un incendio donde pierde casi todo el patrimonio que con tanto esfuerzo logró conseguir, episodio que nos unió más a los hermanos y del que en los siguientes años la Hermandad se ha ido recuperando y es en lo que seguimos trabajando.


            En la actualidad tenemos el orgullo de ser un grupo que vive activamente en su Parroquia, bajo la orientación espiritual de nuestros Párroco, D. Juan Martínez (Vicario Territorial), y Coadjutor, D. José Antonio Cantos. Pese a la poca tradición, litúrgica y estética, en nuestra tierra andaluza de Hermandades de la Resurrección, poco a poco nuestra Hermandad se ha ido integrando en la vida cofrade de la ciudad, siendo ahora el palio de Santa María del Triunfo el que pone el broche, de plata, a las salidas penitenciales de la ciudad. Los hermanos, conscientes de tener unos Titulares letíficos (como la Entrada en Jerusalén o la Institución de la Eucaristía en la Santa Cena del Señor), somos igual de conscientes que entroncamos con la tradición penitencial y, humildemente, vestimos la blanca túnica nazarena intentando poner de manifiesto, tal y como emanó del Concilio Vaticano II, la centralidad de la Resurrección de Cristo para la vida de la Iglesia.

HERMANOS MAYORES

D. Fernando Olmos (1985-1997)

D. Andrés Portero (1997-2001)

D. José Paniza (2001-2009)

Dña. Eva Valladares (2009-)

©Resurrección y Triunfo
Optimizado para I.E. 5.0 y 800 x 600